martes, 21 de octubre de 2014

Pan de cereales en la panificadora Lidl




En esta ocasión he usado un preparado para panificadora. Los podéis encontrar en muchas tiendas, tanto supermercados como tiendas de dietética. En concreto, el de esta receta es de Lidl y es uno de los que más me gustan: rustikales volkornbrot. Este tipo de preparados es ideal para empezar con la panificadora, ya que es muy sencillo su uso y el resultado está muy bien. Además nos permite hacer pequeñas variaciones en la receta que ya nos viene en el propio envase.
Yo hice, con los mismos ingredientes, preparé dos panes diferentes dependiendo si lo hacemos hasta el final en la panificadora o lo terminemos en el horno. 

En el primer caso obtendremos un pan parecido al pan de molde, esponjoso, teniendo en cuenta que al llevar centeno entre los ingredientes, el pan es más compacto. 

En el segundo caso, el pan tiene una corteza más gruesa y tostada y una miga mucho más compacta.

Realmente los dos están muy buenos y se mantienen bien varios días, en casa hubo para todos los gustos, ya que alguno se decantó por el pan de molde, y otros por el otro tipo de pan.

Con un envase del preparado nos da para los dos panes

Opción 1: todo el proceso en panificadora.

Ingredientes:

  • 500 g de harina rustikales volkornbrot
  • 350 g de agua: la calidad del agua influye y mucho, así que cuidado con este punto.
  • una pizca de sal

Preparación:

Añadimos los ingredientes a la cubeta de la panificadora, seleccionamos el programa 1, que es programa en el que la panificadora amasa y hornea, por lo que si tenéis otra panificadora bastará con buscar este programa, seleccionamos peso (750g) y el tueste (en mi caso suave). 

Una vez terminado lo retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla.




Opción 2: terminamos el pan en el horno

Ingredientes:

los mismos

Preparación:

Seleccionamos el programa de amasado, el nº 6. En este programa se amasa la mezcla y leveda.

Una vez terminado, extendemos la masa sobre un papel de horno en el que hemos espolvoreado harina, y procedemos a meterlo en el horno durante 1 hora a 180-200º , hasta que tenga un buen color dorado.


Bo proveito! ¡Buen provecho!

martes, 14 de octubre de 2014

Dulce de manzana




Es la primera vez que hago este dulce, y es sencillamente delicioso! nos ha gustado mucho en casa, y es muy sencillo de preparar

Ingredientes:
  • 1 kg de manzanas reinetas peladas y descorazonadas
  • 650 g de azúcar
  • zumo de un limón
  • 100 ml de agua


Preparación:

Cortamos las manzanas en trozos medianos y las ponemos en una olla con el agua y el zumo del limón. Dejamos cocinar por espacio de media hora, hasta que estén muy tiernas, removiendo de vez en cuando y las hacemos puré con la batidora. En este momento añadimos el azúcar, removemos y cocemos sobre hora y media. Estará en su punto cuando la cuchara con la que removemos se mantiene sola en pie.

Repartimos la mezcla anterior en recipientes de cristal o en tuppers de plásticos y dejamos enfriar tapados.

Yo lo conservo en la nevera, una vez que lo abrimos.

Truco: podemos aumentar el nivel de pectina para preparar el dulce de manzana dejando alguna piel cuando las ponemos a cocer con el limón y el agua.


miércoles, 8 de octubre de 2014

Rocas de chocolate y avellanas



¿ A quién no le gusta el chocolate? y con avellanas...aún gusta más!!! 

Esta receta es conocida por much@s de vosotr@s. Es muy sencilla, vistosa y lo más importante ¡deliciosa!

Ingredientes:
  • 1/2 kilo de avellanas sin pelar
  • 1/2 kilo de chocolate negro especial cobertura
  • cápsulas de papel o de silicona para cupcakes

Preparación:

Empezamos por cascar las avellanas. Las colocamos en la bandeja del horno, calentamos el horno a 180º , y las dejamos unos 10 minutos. Mientras están calientes, y ayudándonos con un paño, le vamos quitando la piel.

Colocamos el chocolate en un cuenco. Podemos fundirlo en el micro a 600 de potencia y revolviendo cada 30 segundos, hasta que se funda con cuidado de que no se queme. También podemos fundirlo al baño maría, poniendo un cazo con agua al fuego y el cuenco con el chocolate dentro, revolviendo hasta que esté en su punto.

Volcamos las avellanas dentro del chocolate, y con una cuchara vamos tomando porciones y colocándolas dentro de unas cápsulas de papel o de silicona para cupcakes. Dejamos que enfríen completamente, y procedemos a desmoldar las rocas de chocolate y avellanas.

Y si os estáis preguntando por qué pongo cápsulas para cupcakes y no para magdalenas, pues porque son algo más pequeñas, pero podéis usar el tamaño que más os guste.

Si las guardamos en una caja metálica nos aguantarán unos días, en mi caso no fue necesario...no pasaron de la tarde! jajaja


Bo proveito!¡Buen provecho!

sábado, 4 de octubre de 2014

Pechugas de pavo rellenas de champis y gratinadas con piña y queso



Un sencillo plato del que hemos disfrutado estos días en los que el sol nos acompaña.

El otoño es mi estación favorita, cuando es otoño de verdad, cuando el tiempo es soleado y con una temperatura agradable, aunque por aquí suele ser demasiado lluvioso. Por eso estos días soleados que tenemos son una maravilla para disfrutar del campo, pasear, y ver los fantásticos colores con que se empiezan a teñir los árboles; es una estación que invita a la reflexión, tal vez un poco melancólica. Ayer, tomando una infusión de té verde y negro con canela, su aroma y sabor me hizo volar a momentos que fueron estupendos llenos de ilusión y que acabaron siendo difíciles... la vida misma.

Ingredientes:
  • 1 kg de pechugas de pavo en filetes
  • 250 g de champiñones
  • 100 g de bacon en taquitos
  • 1 diente de ajo picado
  • piña natural en rodajas
  • queso para gratinar 
  • sal, pimienta y aceite de oliva


Preparación:

Salteamos los ajos en un poco de aceite de oliva, y cuando estén dorados añadimos champiñones limpios y en trozos. Salpimentamos y rehogamos a fuego fuerte un par de minutos, bajamos el fuego dejamos que se cocinen 5 minutos más, incorporamos los tacos de bacon y rehogamos otros 5 minutos.

Untamos una fuente de horno con un poco de mantequilla. Pasamos ligeramente las pechugas salpimentadas por la sartén, y las vamos colocando unas al lado de las otras. Ponemos encima una cucharada del la mezcla de champis y bacon, y otra pechuga encima. 
En la misma sartén en la que hicimos las pechugas doramos las rodajas de piña, descorazonadas y bien limpias, cortadas a la mitad. Las distribuimos encima de las pechugas y tapamos con rodajas de queso, el que más os guste. Yo usé un queso que traje del viaje a Rusia, y que tiene un sabor similar al gouda.



Horneamos a 180º hasta que esté dorado el queso, unos 15-20 minutos.
Las acompañé de patatas fritas.


Bo proveito!¡Buen provecho!

Imprime la receta