jueves, 18 de mayo de 2017

Earl grey tea cake (bizcocho de té earl grey)





No creo equivocarme si os digo que este bizcocho es uno de los más exquisitos que he tomado.

Se me ocurrió hacerlo para llevarlo al trabajo y celebrar la incorporación de una amiga que llevaba un tiempo de baja. Esta amiga vivió en Inglaterra una temporada, y es muy "british" así que la asocié al té.

Había ya preparado otro bizcocho con té, os dejo la receta pinchando Cake de té y frutas (también con té earl grey que es de los que más me gustan) y me pareció delicioso, así que me decidí a hacer este adaptando una receta que tenía de un libro inglés.

El resultado ha sido un éxito, ha gustado mucho tanto a los que nos gusta el té como a los que no.

Para esta receta necesitamos el té en hojas y de la mayor calidad posible.





Ingredientes para el earl grey tea cake:

  • 1 cucharadita de hojas de té earl grey
  • 3 huevos grandes
  • 200g de harina
  • 300 g de azúcar
  • 120 de mantequilla a temperatura ambiente
  • 120 ml de buttermilk (si no tenéis buttermilk la podéis prepara con 120 ml de leche y un chorrito de zumo de limón o vinagre blanco. Transcurridos 10 minutos tendréis una mezcla con aspecto de leche cortada, y el buttermilk estará listo)
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo o de bicarbonato de soda
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla, o de pasta de vainilla

Ingredientes para el icing:

  • 150 g de azúcar glas
  • un chorrito de zumo de limón
  • un chorrito de té earl grey (debemos usar la infusión de té una vez esté totalmente fría. Yo os recomiendo usar poca agua para la infusión y concentrar el sabor del té, ya que no podréis añadir más que un chorrito para el glaseado)

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a  180º, y engrasamos y enharinamos el molde que vayamos a usar.
  2. Empezamos por machacar en un mortero la cucharadita de hojas de té hasta que se conviertan en un polvo fino, que mezclaremos en un bol con la harina tamizada y el bicarbonato. Reservamos
  3. Batimos bien el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente y vamos incorporando los huevos uno a uno y esperamos a que esté bien mezclado el primero antes de añadir el segundo, y lo mismo con el tercero. Podemos añadir entre cada huevo una cucharada de harina para evitar que se corte la mezcla.
  4. Añadimos más o menos un tercio de la harina mezclada con el bicarbonato y el té que teníamos reservado. Incorporamos la mitad del buttermilk, batimos bien. Volvemos a añadir la mezcla de harina, luego el buttermilk restante y otra vez harina y por último la esencia de vainilla. Debemos batir hasta que esté todo bien unido y suave.
  5. Una vez tenemos la masa para el bizcocho lista, la volcamos en el molde y horneamos unos 40-45 minutos. Pinchamos el bizcocho con un palillo y si este sale limpio apagamos el horno y dejamos el bizcocho unos minutos reposando antes de desmoldarlo y pasarlo a una rejilla para que enfríe completamente.
  6. Una vez frío hacemos el icing o el glaseado. Para ello colocamos en un bol el azúcar glas y vamos añadiendo unas gotitas de zumo de limón y del té que tenemos preparado y frío. Removemos bien.
  7. Yo os aconsejo probar un poquito del icing y así ajustarlo más a vuestro gusto, añadiendo más limón o más té dependiendo del sabor que más os agrade. Si nos queda muy espeso añadimos un poquito de líquido (bien té, bien zumo de limón o incluso agua) hasta obtener una consistencia fluída. Si os quedase muy líquido podéis añadir un poco de azúcar glas hasta obtener el punto de icing que os guste.


Con estas cantidades he preparado un cake en molde alargado de 20 cm de largo y otro más pequeño en un molde redondo de 10 cm.


Bo proveito!¡Buen provecho!

Raciones: 6 personas
Tiempo: 1 hora

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estoy encantada de que me visitéis y dejéis vuestros comentarios. Me alegra leerlos, son la sal y pimenta del blog, y una gran razón para seguir con él.

Gracias

Imprime la receta